Que tu luz ilumine a muchos… Previous item Adosa: La Diosa que vive... Next item Forma

Que tu luz ilumine a muchos…

Esta semana mi blog debía cerrar el mes de concientización sobre la salud mental, y pensaba hablar un poco de como reconocer y ayudar a alguien que tal vez no sabe lo que le pasa o está sufriendo en silencio. Pensaba levantarme en la mañana y ponerme a escribir, pero cuando encendí el televisor me quedé tan aturdida que no pude. Yo solo veo noticias en la mañana y de un programa que es bastante neutral y suave, si algo me llama la atención entonces lo busco para entender mejor, esto es por decisión de vivir sin intoxicación, no veo noticias el resto del día y JAMÁS en la noche! Así que ayer cuando me conecté, no tenía idea de lo que había pasado, sentí un puñetazo al estómago muy profundo y creo que todo padre y madre siente un dolor más profundo aún.

Sin entrar en la política de porque en Estados Unidos pasan estas cosas, creo que podemos asumir que la persona que cometió este terrible crimen es alguien que no estaba bien en su mente. Lo poco que se sabe es que empezó su plan la semana pasada cuando compró las armas, luego probablemente fue confrontado por su abuela quien recibió la primera bala, salió en su camión e iba tan perturbado, tal vez, que se accidentó, y aun así siguió en pie hasta llegar a la escuela y disparar indiscriminadamente. Creo que no quedará duda, cuando terminen las investigación, que este joven tenía problemas mentales.

Aquí es donde entramos en el tema que quería tocar originalmente. Cuando vemos algo así, tan horrible, nos preguntamos como nadie lo vio, como nadie lo sospechó, como nadie tomó alguna acción para detenerlo… para ayudarlo a no llegar a este punto. Te pregunto a ti, ¿podrías tú darte cuenta si hay alguien cerca de ti con un potencial de hacer algo así? Es interesante cómo podemos pensar a la larga distancia de que “alguien pudo hacer algo” y sin embargo tal vez muy cerca de ti hay alguien con depresión o ansiedad, bi polaridad o esquizofrenia, y no lo vemos. Pero por qué no lo vemos? Mi respuesta es mi opinión, creo que es falta de educación y miedo.

Creo que hay que empezar a educar a nuestros jóvenes y hasta a nuestros niños sobre lo que es la salud mental, enseñarles no hará que tengan la enfermedad, más bien que puedan identificarla temprano. Esto es algo que siempre hacemos los adultos… pensamos que si hablamos de sexo con los niños querrán hacerlo, que si les hablamos de drogas querrán probarlas! En lo personal esto me parece ridículo, pero la mayoría de los curriculums educativos en el mundo están cortos de material, por miedo. Pero este miedo le da a los que sufren la idea de que ellos están mal, que ellos no sirven, que no merecen una vida normal, muy triste.
Sin embargo, si desde una edad un poco antes de la adolescencia en las clases de ciencia o de salud se hablará de los síntomas, de cómo se siente, de cómo se detectan, de cómo podemos combatir estas dolencias, cuando lleguen a la edad del cambio hormonal y químico (aquí es cuando empiezan los imbalances) muchos más jóvenes podrían tener tratamiento temprano y no llegar a momentos de implosión y explosión.

Tratar de ocultar algo que existe, solo aísla al que lo sufre. Ayudemos a terminar el sufrimiento. Tal vez nadie se dio cuenta de que este joven era potencialmente un asesino, pero sí que era diferente, que no tenía amigos. Pero imaginemos si sus compañeros y maestros hubiesen tenido las herramientas para apoyarlo. Hoy 21 familias no estarían llorando la pérdida de sus niños y de esas maestras, él también estaría vivo y tal vez en un ambiente donde pudiera trabajar en conjunto su tratamiento. No hay nada peor para cualquier persona que sufre una enfermedad mental que sentirse diferente a los demás.
Mientras trabajamos en que llegue este cambio, te invito a leer más, a entender síntomas y causas. A enseñarle a tus hijos sobre esto y a enseñarles tolerancia. No sabemos cómo ayudar tan solo a una persona puede cambiar el futuro de otras 21 y sus familias.

También te recuerdo que si el dolor de esta tragedia te está pegando de manera que te paraliza, busca ayuda. En colectivo estamos en duelo, y hay que pasar por todas sus etapas. No dejes de escuchar la voz que te dice que algo no está bien. Hay muchas formas de ayudarse, y no necesariamente involucran medicamentos. No olvides que eres un ser de luz, así que a brillar! Y que tu luz ilumine a muchos…

Namasté,

Damaris Chiari